viernes, 30 de mayo de 2008

EL ATAQUE DE LOS TOMATES ASESINOS

Attack of the killer tomatoes!
Director: John De Bello
Guión: John De Bello, Costa Dillon
Fotografía: John K. Culley
Intérpretes: David Miller, George Wilson, Sharon Taylor, J. Stephen Peace, Ernie Meyers, Eric Christmas, Ron Shapiro, Al Sklar
(EE.UU) 1978

Risas, delirio y hortalizas, en una de las producciones más casposas que se hayan rodado. Delicatessen cinéfaga para adictos a lo cutre.

Sinopsis:
Los tomates, debido a la acción de un pesticida han mutado en bestias devora-hombres de tamaño colosal, la ciudad de San Diego se encuentra cercada. El gobierno norteamericano ha perdido el control, la única esperanza está en el rollizo agente especial Mason Dixon, y su equipo, formado por una nadadora extranjera aficionada a los esteroides; un hombre especializado en el camuflaje, Sam Smith; y un teniente del ejército, Wilbur Finletter, paracaidista y espadachín. La intrépida reportera de sociedad del Times, Lois Fairchild, investigará el tema por su cuenta, utilizando todas las armas que estén a su alcance para encontrar el origen de este bizarro brote de violencia, que finalmente apunta al secretario de prensa del presidente de los EE.UU.

La película funciona como acumulación de sketchs sin mayor hilo argumental (ni falta que le hace) al modo de títulos imprescindibles del humor americano como “Aterriza como puedas”, “Agárralo como puedas” o “Hot shots” parodiando a clásicos del género del suspense como “Con la muerte en los talones” o “Tiburón” eso si, todo con un presupuesto casi inexistente y un exquisito gusto por lo rancio.

Se intercalan números musicales desternillantes, parodiando sin tapujos a uno de los géneros señeros del país, cuyo máximo exponente es Broadway. Los efectos especiales son inexistentes, los primeros tres cuartos de hora de película transcurren sin que aparezca en pantalla un sólo tomate gigante. Finalmente aparecen unos pocos de metro y medio de altura, aproximadamente, construidos en riguroso plástico y secundados por sus compañeros naturales de tamaño standard. Las pequeñas hortalizas atacan de forma torpona, produciendo la risa antes que el miedo en el espectador. La escasez presupuestaria obligó a que los ataques tomateros se produjeran fuera de plano; así, por ejemplo, vemos a dos personas dialogando en un coche. La acción cambia de escenario y de protagonistas; para, al cabo de un rato volver al coche, ahora con la luna delantera llena de tomates espachurrados.

La letra de la canción que acompaña a los títulos de crédito nos da una idea del estilo de humor sin complejos que se desarrollará a lo largo de la película.


Attack of the killer tomatoes…
Attack of the killer tomatoes…
They’ll beat you, bash you, squish you…
Mash you, chew you up for brunch!
And finish you off for dinner or lunch.

They’re marching down the halls.
They’re crawling up the walls!
They’re gooey, gushy, squishy, mushy…
Rotten to the core…
They’re standing outside your door!

Remember Herbert Farbage,
While taking out his garbage.
He turned around and he did see…
Tomatoes hiding in his tree,
Now he’s just a memory!

I know I’m going to miss her…
A tomato ate my sister!
Sacramento fell today
They’re marching into San Jose,
Tomatoes are on their way.
The mayor is on vacation…
The governor’s fled the nation!
The police have gone on strike today,
The nacional guard has run away,
Tomatoes will have their day!

Attack of the killer tomatoes…
Attack of the killer tomatoes…
They’ll beat you, bash you, squish you…
Mash you, chew you up for brunch!
And finish you off for dinner or lunch.
Munch munch, dinner or lunch!


¡El ataque de los tomates asesinos!
¡El ataque de los tomates asesinos!
Te golpearán, te pegarán, te machacarán…
Empezarán comiéndote en el almuerzo…
Y acabarán en la comida o en la cena.

Avanzan por los pasillos,
Trepan por las paredes.
Son pegajosos y chorreantes,
Están blandos y podridos.
Te esperan detrás de la puerta.

Recordad lo que le pasó a Herman Farbage…
…cuando sacaba la basura.
Se dio la vuelta y vio…
unos tomates escondidos.
Ahora ya sólo vive en el recuerdo.

Se que la echaré de menos.
Un tomate se comió a mi hermana.
Hoy cayó Sacramento
Se dirigen hacia San José.
Los tomates están en camino.

El ejército está de vacaciones.
La policía está hoy en huelga.
La Guardia Nacional ha huido.
Hoy va a ser el día de los tomates.

¡El ataque de los tomates asesinos!
¡El ataque de los tomates asesinos!
Te golpearán, te pegarán, te machacarán…
Empezarán comiéndote en el almuerzo…
Y acabarán en la comida o en la cena.


Humor sanote de brocha gorda, estética hortera y demodé y escenas de terror con la tensión de una partida de golf.

Entre la ingente cantidad de escenas delirantes destacaría la persecución en coche que el tenaz Mason Dixon acomete sobre un hombre enmascarado, posiblemente la más lenta que se haya filmado jamás. Otra instantánea imborrable es la barbacoa a la que asiste Sam Smith (camuflado con un disfraz de tomate) junto a dos hermosos y lozanos tomates gigantes.

el tomate inteligente. Protegiendo sus oídos contra "Puberty love"


La edición especial veinticinco aniversario, comercializada en España en DVD por Crest films y Avalon productions, incluye golosos extras, entre ellos: “La música del tomate”, donde podremos disfrutar de todos los temas de la película, incluida la infame canción “puberty love”, que provocaría finalmente la muerte de los agresivos tomates, (¡no me extraña!) por cierto, el tema fue interpretado por el niño Matt Cameron, que años después se convertiría en batería de la banda grunge Pearl Jam.

En “¿Qué pasó con…?” Nos enteraremos del paradero actual de los participantes en “Attack of the killer tomatoes”. J. Stephen Rock Peace que interpretaba al teniente Wilbur Finletter ocupó el cargo de senador de California desde 1993 hasta el 2002.
Una nueva muestra más de la estrecha relación entre cine y política, mundos perversos ambos.

En “Crah & burn” se desvela el secreto de una de las escenas más realistas de la historia del cine (con imágenes de un documental de la época que recoge el accidente). John deBello se sincera: el accidente de helicóptero parece tan real porque fue real (quizá eso les hiciera desistir de incluir más escenas de riesgo) El piloto Jack Riley salió ileso del choque y narra sus impresiones acerca de tan insólito suceso.

Si os atrevéis a ver esta peli podréis decir orgullosos, al igual que el intrépido Riley, “¡Yo sobreviví al ataque de los tomates asesinos!”
¡No!, la invasión de las hortalizas no terminó aquí, se rodarían tres secuelas más: “Return of the killer tomatoes” 1988; “Killer tomatoes strike back” 1990 y “Killer tomatoes eat France” 1991. Todas dirigidas por el amante de la ensalada movie John DeBello. Envidiable currículum.

8 comentarios:

goloviarte dijo...

he añadido tu blog en la etiqueta"cine"en aquiestatublog
cuando lo puntué te avisare de su nueva ubicación
pásate y disfruta de otros blog y si quieres mira algo de publi,eso valora mi trabajo,gracias

Kraven dijo...

Gracias goloviarte. Me he dado una vuelta por tu blog y he descubierto interesantes y originales propuestas.

Como amante del séptimo arte la pintrua llama mucho mi atención. No dudes que pasaré a menudo por tu página.

Portnoy dijo...

Gran película.
Por cierto, en una de las secuelas aparece George Clooney.
Y otra cosa curiosa ¿no es una sospechosa coincidencia que Tim Burton emplease el mismo argumento para eliminar los extraterrestres de Mars Attack!?

Kraven dijo...

Burton es corazón freak y siempre dijo que se había criado frente a la tele viendo viejas películas de seri b en blanco y negro. Como diría Tarantino: los genios no hacen homenajes, plagian.

Desconocía lo del Clooney, ¡Que guasón!

Un solitario con pipa y copa de coñac dijo...

He visto películas infumables. He visto miles de films de serie b. He engullido cientos de pelis cutres, buenas, malas, etc., etc., etc...

Pero sólo dos he sido incapaz de acabar. Zu Warriors y El ataque de los tomates asesinos.

En mi humilde y modesta opinión, creo que está sobrevaloradísima (aun siendo de serie b).

Kraven dijo...

Tiene un humor muy particular, es muy blanco, tipo cartoon.

A mi me parece una comedia genial, pero para gustos...

Lo de sobrevalorada... no sé; si es verdad que sus productores siempre han sabido darle mucho bombo.

nexus.6 dijo...

Y es que los transgenicos estan de moda...

("el regreso de los tomates asesinos" 1988, con George Clooney antes de que comprara el cerdo vietnamita)

Kraven dijo...

Vuelvo a decir que el Clooney es un cachondo, además de un gran actor. ¡Qué ganas tengo de ver esa peli!