domingo, 24 de mayo de 2009

VIII CERTAMEN NACIONAL DE CORTOS VILLA DE AVILES (Cuaderno de bitácora. Día 1)

Cuatro intensos días de cinefilia y cinefagia se han vivido en Avilés. Tres estupendos largometrajes, infinidad de cortos, sesiones golfas de pelis (y cortos) de terror, monólogos de humor, rifas de libros, comics y dvd`s. Pero, sobre todo, risas, muchas risas nos ha dejado esta edición.

MIÉRCOLES 20

Todo comenzó en el Auditorio de la Casa de Cultura a eso de las 19:00h.
Iñaki Urrutia, con puntualidad británica, nos partía el pecho de tanta carcajada con sus parodias de “El señor de los anillos”, la pelis de Bud Spencer y Terence Hill (en especial “... y sino nos enfadamos”), y las preferencias cinéfilas de su padre. Ya se sabe, las películas las dan (cuando a su padre le gustan. Ej: “Ben -Hur”), las echan (cuando no le gustan, ej: “Ghost”, en Telecinco... otra vez) o las ponen (una porno. - ¿La ponen? - Sí, la ponen a cuatro patas y se la tiran) Humor tan grueso como efectivo.

La gran actuación de Iñaki Urrutia, (a pesar de que cualquier aficionado al canal televisivo “Paramount Comedy” conoce el monólogo al dedillo) no fue secundada por los cortometrajes proyectados posteriormente.

Cuatro cortometrajes sobresalieron del resto del conjunto.


“Berbaoc” de “Taller de Animación de Arteleku”

Realizado por los artistas José Belmonte, Izibeñe Oñederra, Mercedes Sánchez, Agustino, Gustavo Fernández e Iratí Fernández, basándose en una pieza sonora de Xavier Erkizia, creada a partir de una entrevista realizada al músico Santiago Irigoyen.

Estimulante propuesta visual, que juega con las formas y las texturas creando paisajes oníricos partiendo de las formas más cotidianas. Las diferentes técnicas plásticas utilizadas y la abstracción de algunas de sus composiciones, le confieren a esta pieza una factura original.



“Cabaret Kadne” de Marc Riba y Anna Solanas

Stop-motion al servicio de un relato triste, emotivo y estilizado. Con la fuerza de un tango, esta historia de Cabaret deslumbra por su perfección técnica y emociona por la humanidad de sus personajes, Otto y Lola. La pasión por el escenario les hará continuar con su arte. El mundo es bello tras las cortinas del teatro, poco importa lo que ocurra fuera de este lugar mágico.


“Rascal´s street” de Marcos Valín, María Monescillo y David Priego

Cortometraje finalista a la última edición de los premios Goya.
Una historia de pillos en el Londres de 1812. Mr. Webnicker llega tarde a una importante cita. Un músico callejero y su hijo salen en su camino y harán todo lo posible para distraerle mientras le roban. Música clásica y una anécdota universal.


“El cuento más antiguo del mundo” de Jaime Rofes.

Animación flash con trazos simples y colores chillones para narrar con sentido del humor y fina ironía la historia de dos tribus enfrentadas en su lucha por la caza de reses. Utilizando bocadillos en lugar de diálogos y con una dinámica banda sonora, el relato describe situaciones tan duras como el hambre y la guerra sin apelar a la sensibilidad del espectador. Atención al hilarante y refrescante final.

El resto de la programación la completaron los siguientes trabajos:


“El príncipe de las basuras” de Francisco A. Peinado.

Animación tradicional para contar la historia de un niño que vive en un mundo paralelo repleto de ruinas y escombros. Relato post-apocalíptico con ausencia de diálogos, momentos de acción y una mirada excesivamente contemplativa que no llegó a engancharme en ningún momento.

“Daniel´s Journey” de Luis Zamora Pueyo

Una interesante estética, trazos negros sobre fondo blanco para narrar un drama familiar. Un niño que odia a su padre, pues lo considera el culpable de que su madre y su hermana ya no estén junto a ellos. Cortometraje rodado en inglés y subtitulado en castellano que quizá se vea lastrado por su excesivo metraje (14 min.) teniendo en cuento la simplicidad de la historia.


“Despierta, Cachito” de Giovanni Maccelli

Cachito, un niño perezoso, no se levanta para ir al colegio y desobedece a su padre saliendo de casa en su ausencia.

La maravillosa estética lograda a partir de animación Stop-motion contrasta con el acartonamiento argumental de la propuesta. Un relato cargado de tópicos, (vieja bruja, peligro fuera de casa) tan aburrido como innecesario. Para colmo el papá de la criatura salva al atolondrado niño de ¡ser cocinado! (al parecer las paupérrimas pensiones hacen que las pobres ancianas tengan que cocinar niños para llegar a fin de mes).

Teniendo en cuenta el parecido, más que razonable, del papá-héroe con el ex-presidente José María Aznar (más de una risa se pudo oír en el teatro) y la insoportable voz en off que nos tortura durante todo el relato podríamos catalogar el cortometraje como obra de culto del terror más sádico.

Bromas aparte, la animación infantil no tiene por que ser un medio de asustar a los niños. Propuestas como ésta hacen que Disney parezca una fabrica de perversión.


“La princesa alegría” de Daniel Utilla

Imagen real complementada con animación que sirve para describir los mundos fantásticos en los que vive atrapada su protagonista, Eva. Una escritora con esquizofrenia paranoide acompañada siempre por su amigo imaginario Pedro.

A las 22:00h. Se proyectó, dentro del programa cine a un euro, el largometraje de animación “Balsh con Vashir”, de Ari Folman. Película que ya reseñé durante la pasada edición del Festival de Cine de Gijón.

2 comentarios:

babel36 dijo...

Lo que sucede con estos trabajos es que se presentan en los certámenes y después no hay quien los encuentre, a menos que los premien o se cuelguen en internet. Este que pones de you.tube es sobre todo experimental; no está mal, pero gana a partir del minuto 3 y medio.

Gracias por pasarte por mi blog, y celebro tu vuelta por el mundo de la blogosfera, je je, un saludo ;)

Kraven dijo...

Cierto. Pero no es menos cierto que sin este tipo de certámenes nunca se darían a conocer.

En internet hay colgados unos cuantos, en you.tube o incluso algunos cuentan con página propia. A medida que comente el resto de los emitidos iré colgando los que encuentre por ahí que más me hayan gustado.

Gracias por tu apoyo!

Espero que la vuelta sea para quedarme, jeje.