lunes, 26 de octubre de 2009

CARRIERS (INFECTADOS)

“Carriers”
Directores: Álex Pastor, David Pastor
Guión: Álex Pastor, David Pastor
Intérpretes: Chris Pine, Piper Perabo, Lou Taylor Pucci, Emily VanCamp, Christopher Meloni, Dylan Kenin, Dale Malley
(EE.UU, 2009)

Sinopsis:

Cuatro jóvenes conducen por las inmensas y desiertas carreteras del Oeste americano en lo que parece un viaje de fin de semana, hasta que un individuo con el coche atravesado en mitad de la carretera les impide pasar y les pide gasolina. Su hija, en el interior del vehículo, está infectada de un virus que ha acabado prácticamente con toda la población. Los jóvenes, aún sanos, se muestran reticentes y esquivan el vehículo hasta que la rotura de su depósito les hace dar marcha atrás. Llegan a un acuerdo por el que, a cambio del coche, deberán acompañar al hombre y su hija hasta un hospital donde, según dicen, han encontrado remedio a la enfermedad. Los jóvenes pretenden llegar a un motel situado en una playa del Golfo de México, dónde creen que podrán mantenerse aislados hasta que se acabe la infección o la gente.

Debut en el largometraje de los hermanos catalanes Álex y David Pastor bajo una producción Paramount Vantage. Meteórica carrera la que llevan estos cortometrajistas. El debut de Álex en el corto lo supuso su proyecto para fin de carrera en la ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), titulado “Larutanatural”. El trabajo le valió para hacerse con el galardón a mejor corto internacional en Sundance y ser nominado a los Goya. Su hermano, David, había dirigido el cortometraje “Movie (theatre) heroe” por el que logró el Coca Cola refreshing filmmaker´s award..

“Infectados” escoge coherentemente la road movie (¿que haríamos nosotros ante una pandemia que ha asolado a toda la población más que huir en busca del lugar más seguro?) para narrar el drama personal de sus personajes protagonistas. Dos hermanos, Brian y Danny, que recuerdan sus días de infancia felices en una playa del Golfo de México dónde solían surfear todo el día y adonde quieren ir ahora en busca de seguridad. El complemento lo ponen Bobby, la novia de Brian, contrapunto emocional de éste, y Kate, amiga de Danny que utiliza al joven para conseguir sus objetivos a sabiendas de que está prendado por ella.


Estos personajes, aún respondiendo a unas características típicas del cine de terror adolescente (la relación entre el hermano mayor, dominante-impulsivo, y el menor, retraído-cerebral, ha sido representada por el cine más comercial en producciones tan recientes como “Aullidos”. Nick Mastandrea, 2006), se encuentran bien definidos y tienen cosas interesantes que decirse huyendo del estereotipo puro y duro. Los realizadores, también responsables del guión, juegan sabiamente con el carácter de los personajes haciéndolos evolucionar a medida que avanza la historia, enfrentándolos cada vez a nuevas y más complicadas dificultades. Muy gratificante es como se resuelven las inevitables infecciones que se irán produciendo dentro del grupo, huyendo de la clásica destrucción a la que nos tiene acostumbrados el cine de zombies.

La sociedad apocalíptica que se describe, o más bien se intuye, en la película ha sido representada en incontables ocasiones tanto en cine como en literatura, a la memoria nos pueden venir clásicos como “El último hombre vivo”, “El último hombre sobre la tierra”, (ambos films basados en la novela “Soy leyenda”); la saga “Mad Max”; o títulos más recientes como “28 días después” o la película de inminente estreno “La carretera”, basada en el relato homónimo de Corman McCarhty.

Todos estos títulos tienen en común la permanente sensación de peligro que nos transmite un planeta que antes nos parecía tan seguro. Los lugares antaño tan familiares se tornan en espacios despersonalizados y amenazantes. Esta sensación de habitar en mitad del caos, en un mundo que ya no se rige por leyes, únicamente por la única que la naturaleza impone: la ley del más fuerte, está presente en la película en contados pero intensos momentos.

Al comienzo del filme, cuando Frank pide gasolina con su vehículo atravesado en mitad de la carretera nos damos cuenta, a través de los rostros de pánico de los cuatro jóvenes, del inseguro lugar en el que se ha convertido su mundo. La máxima sensación de pánico la experimentamos en el episodio en que los jóvenes encuentran un lugar seguro en un hotel de lujo hasta que sus propietarios llegan y están a punto de hacer con ellos algo similar a lo que ocurría en “28 días después” cuando los protagonistas acuden a la fortificación militar. Un guión inteligente que bordea pero evita los lugares comunes resolverá la situación de manera bien diferente.

Los instintos primarios afloran sacando lo peor de cada individuo (estremecedora secuencia en la que se produce un tiroteo en mitad de la noche mientras Danny y Kate están sentados al calor del fuego. Mucha atención al detalle xenófobo). De esta manera la espiral de horror y violencia va creciendo a medida que la situación del grupo vaya empeorando (lógica pérdida de combustible, cansancio, hambre, infecciones), así como los inevitables reproches personales, como consecuencia del desgaste que producen los días de viaje juntos. Derivando todo en un tercio final de película demoledor, sin concesiones, absolutamente realista. Los personajes dejan a un lado sus caretas sociales mostrándose tal y como son. El grado de crudeza de sus actos va en consonancia con la sociedad que les ha tocado vivir. La honestidad de los realizadores no podría ser mayor en el tratamiento de la violencia, nada es gratuito, todo es absolutamente coherente, e incluso, necesario, en su descarnado contexto.




La inmensidad de los territorios por los que, geográficamente, transita la historia, hace indispensable la utilización de panorámicas para sacar partido a esos paisajes del Oeste americano tan característicos del Western. Sin llegar al preciosismo de películas como (“Las colinas tienen ojos”. Alexander Aja, 2006), Álex y David Pastor escogen los encuadres necesarios para transmitir la naturaleza de ese inabarcable paisaje convertido en un protagonista más. La correcta fotografía sabe escoger un tono realista, huyendo de la luminosidad tan en boga actualmente, dándole al filme un acertado tono cercano al documental.

En la línea general de la cinta, que huye del efectismo, la labor del maquillaje contribuye a ese aspecto realista de la producción. Las consecuencias de la infección no caen en la exageración ni buscan la repulsión en el espectador, todo está contenido, como ese magnífico final abierto que sin artificio alguno nos deja esa sensación de incertidumbre, de vacío.

Uno de los grandes aciertos de la cinta, que la convierte, al menos, en algo diferente, es no entrar en explicaciones sobre el posible origen de la infección, ni siquiera mostrar las terribles consecuencias a gran escala, sencillamente centrarse modestamente en la historia personal de unos pocos personajes. A través de su particular viaje el espectador se hará una idea de la magnitud de la catástrofe con la única compañía de alguna solitaria emisora de radio local en la que cada canción podría ser la última.

Ese intimismo convierte a “Carriers” en una película diferente. Sin llegar a tener una personalidad tan marcada para considerarla una obra de autor, parte de una bases genéricas para transitar lugares más cercanos al drama que al cine de terror adolescente. Triunfando como una propuesta sólida no carente de originalidad en el saturado panorama del subgénero post-apocalítico.



11 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Pinta bien este sitio compañero, como mínimo parece todo lo ecléctico que a mi me va. Estás enlazado desde ya.

Saludos!

Un solitario con pipa y copa de coñac dijo...

Esta película la tengo apuntada en la lista desde hace tiempo... Al contrario de lo que me ha pasado con Rec2 al leer tu crítica, con Carriers alimentas más mis ganas de verla (porque, aunque era evidente mi miedito por encontrarme el típico film teenzombiesmolomazo, no dejaba de sorprenderme la 'intrusión' de los hermanos catalanes en el cine gringo).

Abrazuuu

Fantomas dijo...

No la conocia la verdad y pero me han dado bastantes ganas de verla. Tal vez si hubiese sabido de esta película sin haber leído antes tu reseña, probablemente hubiese pensado que era una peli más del montón.

Saludos.

Kraven dijo...

Dr. Quatermass: Pues muchas gracias, hombre.

Solitario: Aunque se parte de los habituales estereotipos la película va avanzando de manera original hasta convertirse en algo muy diferente a lo que el trailer parecía apuntar.

Fantomas: Lo peor es que seguramente pase sin pena ni gloria, pero es un digno producto artesanal de un par de directores que ojalá sigan contándonos historias.

Azirafel dijo...

Cómo sabes coincido contigo en que la película es más que rescatable y recomendable. Sobre todo porque tiene un extraño mérito a día de hoy, y ese es su concreción.

La película no desperdicia ni un segundo de metraje, partiendo de un "in media res" realmente conseguido y sin frenarse en ningún momento. Se pasa en un suspiro y por en medio deja detalles muy notables y unos personajes muy bien construidos.

Si que es verdad que le puede resultar algo perjudicial salir ahora, con "La Carretera" a la vuelta de la esquina. Y es que presenta un par de detalles (o más) que parecen salir directamente de la novela de Cormac McCarthy. Aún así, eso no le quita ni un ápice de disfrute.

En fin, que yo recomiendo no perdérsela cómo bien hace Kraven.

Babel dijo...

Parece que los cortometrajistas españoles se han dado cuenta de que cuando salen de la escuela ya no es necesario pasar por el ministerio de cultura para dar salida a sus trabajos: se nos van a Sundance (auténtica fuga de cerebros), donde se aseguran el visionado de unas decenas de productores y el posible contrato, como ha sido este caso y el de los creadores de La Huérfana; película notable, a pesar de estar resuelta con escasas sutilezas.

Respecto a Infectados, lamento no estar de acuerdo con tu opinión: me pareció una película tópica, dilatada, poco coherente y mal resuelta. Tópica porque recurre a un tema mil veces tratado en el cine de este género, sin aportar ninguna originalidad ni en su esquema ni en su contenido. Define bien los personajes masculinos, pero desaporvecha casi todos los demás, incluido el de Kate, que es uno de los elementos más fuertes del cuarteto y de la que no sabemos prácticamente nada ni de su relación con el resto. Hay, además, escenas resueltas de modo desastroso. Sin querer hacer spoilers, un ejemplo: porqué cuando bobby se queda con la niña en el coche rompe el plástico que la separa para ayudarla (creando presumiblemente un momento de tensión máxima tratando de no ser descubierta) si durante media hora lleva el padre entrando y saliendo del vehículo por el portón trasero... No hubiese sido lo lógico bajar del coche, abrir el portón y ayudarla? Escenas de este tipo hay unas cuantas, y otras tantas cuyo único sentido es ejercer de relleno de una historia que no da mucho más de sí: la escena del hotel de lujo, donde no sabemos quienes son los tipos de las máscaras ni porqué quieren matarlos; o la de la gasolinera (abandonan a Bobby... si se han pasado media cinta con una niña desconocida y enferma a bordo!)
Tema aparte merecen los diálogos: los "secretos" que revela el hermano mayor son pueriles y no aportan ningún elemento trágico (como pretende) al desarrollo; o la locutora de redio: "soy la única superviviente, a quien oiga esto mucha suerte" (quién la va a oír si se reconoce como la última); o aquello de "me siento solo en el mundo"... de pena.

Técnicamente hay, además, innumerables fallos. Algunos pueden deberse al presupuesto (se ve el cartón piedra en más de una escena). Otros son de simple información: En Texas no hay granito ni montañas como en el cañón del Colorado, y sale alguna que otra...

Con todo, se salvan, a mi parecer, un par de secuencias: la del perro y la del tiroteo con las dos mujeres. Por lo demás, no mereció la pena la entrada.

No me enrrollo más, un saludo!

Kraven dijo...

Que el tema de una infección que asole el planeta sea recurrente en el cine de terror es una cosa bien distinta a que la película sea tópica. De entrada no creo que "Infectados" pueda acotarse bajo la etiqueta de un único género, ahí reside parte de su originalidad.

Las decisiones que los personjes van tomando, la constante sensación de peligro y la resolución de las escenas más violentas se pueden tildar de todo menos de tópicas.

La incoherencia que mencionas puede que exista en algunos momentos (como en el 90% de las películas de terror) pero no con los ejemplos que pones.

SPOILER. Ellos nunca quisieron viajar con la niña, si lo hicieron fue por pura necesidad y en cuanto cumplen su parte del trato la abandonan junto a su padre. Lo primero que se oye en la película son las tres reglas básicas de supervivencia enumeradas por Brian y una de ellas es mantenerse alejado de los infectados.

SPOILER. Además, Bobby se infecta por contacto directo con la niña, es lógico que la abandonen pues (según sus reglas) un incidente similar podría contagiar al resto.

SPOILER. Bobby romper el plástico para socorrer a la niña, lo antes posile, ante su ahogamiento (momento de tensión). El padre estaba atrás con ella, sí, pero ellos en ningún momento tuvieron intención de hacerlo. Nunca hubieran viajado con ellos sino los hubieran necesitado.

SPOILER. Cuando los personajes están recluídos en el hotel de lujo no creo que sea necesario saber quienes son los tipos de las máscaras, simplemente encarnan el peligro en que se ha convertido cualquier ser humano en un mundo sin leyes. Ellos eran los habitantes del Hotel y tenían todo bajo control para asegurar su supervivencia, la irrupción de los jóvenes les asusta por la posibilidad de que éstos estén infectados, la desconfianza aumenta cuando descubren el cadáver de su compañero y por un momento piensan que los jóvenes pueden haber sido los asesinos. Después quieren quedarse con las mujeres por motivos bastante desagradables que no voy a detallar aquí, lo que está claro es que si alguien es capaz de llegar a eso también mataría a sus parejas, más que nada porque hay una cosa bastante común en el ser humano llamada venganza. Si la peli hubiera tomado ese camino entonces si que caería en lo tópicos. Afortunadamente, no lo hace.

SPOILER. Lo de la locutora de radio también es normal. Es la única superviviente, que ella sepa. No es omnipresente por lo que no sabe si alguien está pasando con su coche a unos pocos kilómetros escuchando el programa. De ahí lo de "si aún queda alguien ahí". Como suele decirse: Lo último que se pierde es la esperanza.

Lo del cartón piedra no lo vi. El tema de la piedra y el granito de Texas me pasó igualmente desapercibido pues desconozco la geografía de dicho estado, de todas formas algo así no me impide el disfrute de una película. Recuerdo una entrega de James Bond en la que Roger Moore entraba en coche en Madrid y eran todo campos y rebaños de ovejas. Glorioso.

Sobre "La huérfana" anotar que las trampas en el guión alcanzan unos niveles que sonrojarían a la saga "Saw".

SPOILER. Que una mujer que lleva toda su vida en psiquiátricos intreprete a Tchaikovsky sin cometer un error sin estar poseída por el diablo tiene cojones. Por no hablar del maquillaje que utiliza para disimular el maltrecho aspecto que presenta al final de la película y parece una niña que además no se maquilla. Ya no voy a entrar en comentar los topicazos de telefilm Mamá es alcoholica y Papá le pone los cuernos. Ni en criticar los "sustos" a costa de espejos de baño e insoportables subidas de volumen de la ruidosa banda sonora.

Un saludo, Babel.

Babel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Babel dijo...

Quizá me expresé mal en el término "tópico", pero al margen de que el tema apocalíptico sea recurrente y en ese sentido ya muy manido, sí me parece que recurre a numerosos tópicos para su desarrollo, de lo fantástico y del terror con adolescentes como protagonistas. A lo que hay que añadir que la caracterización de los personajes es de trazo excesivamente grueso, que se construye como suma de situaciones reiterativas, y que el aliento trascendente aparece en demasiadas ocasiones.

De todas formas, sólo es una modesta opinión la mia..

Venga, saludos!

Kraven dijo...

La opinión siempre respetable, Babel.

Simplemente no estamos de acuerdo.

Yo parto de la base de que es una película de terror adolescente. Los personajes están hechos a base de trazos gruesos, sí, pero tienen su interés, lo que no es tan habitual en este tipo de producciones. Si estuvieran excesivamente construídos estaríamos viendo otra cosa.

Ese aliento de transcendencia que comentas yo lo agradezco pues le da ese tono dramático que hace de la película algo diferente a las habituales producciones comerciales de cine de terror sin caer en la pretenciosidad.

Saludos!

abel dijo...

Después de leer lo que has escrito sobre la película las ganas de verla han aumentado.
Un saludo.