domingo, 16 de marzo de 2008

EXPLICACIÓN DEL TÉRMINO FAGIAFILIA, por Kraven

Gracias al comentario de un internauta al que dedico la redacción de este artículo, me he dado cuenta que era necesario explicar el significado de la palabra fagiafilia, en principio iba a contestar por medio de un comentario, pero a medida que iba escribiendo me di cuenta de que quizás el comentario nadie lo leyera y, sin embargo metiéndolo en una entrada estaría a la vista de todos. Espero no aburriros demasiado.

Tanto fagia como filia son sufijos, por tanto la palabra compuesta que da nombre al blog no existe. Bueno ahora sí, y espero que algún día figure en el diccionario de la R.A.E, jeje!. De todas formas está mal enunciada. Fagia, es un término que sirve para explicar patrones de nutrición, por ejemplo, fitofagia: comer plantas, o monofagia: alimentarse sólo a base de un alimento. Sin embargo el término cinefagia está muy extendido, sobre todo entre los aficionados al fantaterror (incluso en Francia existe una revista cuyo título es dicho vocablo en lengua inglesa).

Como te habrás imaginado el término es un reverso de la cinefilia, describe la afición voraz por el cine. Todos aquellos que nos tragamos películas independientemente de su calidad somos cinéfagos, nos da igual ver "El vengador tóxico" o "Los bingueros", disfrutamos con una película sea una obra maestra o la mayor caspa que se haya creado jamás (en realidad disfrutamos más con las segundas).

Filia significa simplemente atracción hacia algo determinado, sin embargo el término cinefilia, desde que se creara y popularizara su uso (sobre todo a raíz de la publicación de la mítica revista Chaier's du cinema) tiene connotaciones de erudición y gusto, supuestamente refinado. Yo y los cinéfagos también disfrutamos viendo pelis de Luchino Visconti o John Huston y, ciertamente, para recordar y comentar todos los títulos vistos hace falta bastante memoria. A medida que se van acumulando títulos en nuestras retinas llega la erudición, por tanto seríamos también además de cinéfagos, cinéfilos.

En definitiva, y después del rollazo que he soltado, se trata de un híbrido entre cinefagia y cinefilia, haciendo un juego de palabras: fagia-filia, siendo algo así como atracción por la voracidad. La palabra cine no la he añadido simplemente por una cuestión estética, ya que cinefagiafilia o cinefagia-cinefilia, a mi modo de ver suenan mucho peor, estarían metidas con calzador, y aunque cierto es que fagiafilia es un término general que no lleva intrínseco el término cine es, sin embargo, la actitud que yo tengo hacia el séptimo arte: un apetito extremo e insaciable que en más de una ocasión me hace precipitarme y no reflexionar, es algo visceral, primario, mis comentarios nacen antes de las entrañas que de la fría reflexión crítica, y eso es fagiafilia.

Yo y mis colaboradores estamos orgullosos de ser unos fanáticos, freaks, o como queráis llamarnos. Nos dejamos guiar por el entusiasmo y no tenemos ningún prejuicio hacia ningún género, actor, director o corriente cinematográfica, tenemos nuestras opiniones basadas en nuestros gustos, y para gustos, ya se sabe... Películas!!!

2 comentarios:

Lady Vengeance dijo...

En la sala de máquinas un japonés asustado grita:

- un platillo volante !!!

A lo que otro, en el mismo estado, le contesta:

- dónde??????

JAPONES 1: - Afuera!!!!!!


Hay que saber disfrutar del cine, venga como venga!!!

Peor... imposible!! Ya!!!

Avec s... Va siendo necesario abrir un estudio sobre temas "intocables", Kraven.

Frotándome las manos...

Un saludo !

Nicótoe dijo...

Nunca dos sufijos expresaron tanto por si solos